La excelencia como hábito.

Me resulta imprescindible cuando hablo de este tema mencionar la siguiente frase:

“Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito.”

Aristóteles

En cualquier ámbito tanto profesional como personal es evidente que cuanto más practiques mejores resultados vas a obtener.

Mientras más repites algo más habilidad vas a adquirir. Cuando repites algo muchas veces lo conviertes en un hábito hasta obtener la excelencia.

Sería ideal que todos y cada uno de nosotros buscáramos la excelencia para perfeccionarnos y dedicarnos a lo que realmente nos gusta. Tendríamos un mundo infinitamente mejor.

Si quieres ser excelente en algo, tienes que empezar a hacer tal acto muchas veces hasta destacar.

La excelencia se manifiesta al dominar lo que hacemos constantemente. La excelencia, por supuesto, no es fácil. Nada que vale la pena lo es. La excelencia no es solo el resultado de una combinación de conocimientos, sino la acción, la repetición, hasta conseguir el hábito y la tan anhelada excelencia en lo que nos interesa. Nadie es perfecto por lo que el único secreto es trabajar y trabajar.

Qué duda cabe que mientras más hagas algo mejor lo vas a hacer, tanto en el deporte, en la escritura o en cualquier actividad que desees destacar.

La perseverancia es el camino directo a la excelencia, te permite, caer, levantarte y seguir.

Tienes que practicar y practicar hasta llegar a la perfección, de esta manera conseguirás ser excelente en todo lo que te propongas.

Un claro ejemplo de esto es Michael Jordan, la gran leyenda del baloncesto de la NBA, cuando decía que solía dormir con un balón al lado de la almohada para cuando despertara, fuera lo primero que viese. Decía que para ser bueno en lo que haces debes practicar tanto como sea posible, que la práctica es la clave para el éxito. La perfección llega, por tanto, con la práctica repetitiva.

En cualquier profesión debemos de entregarnos a la práctica continua para ser cada día mejor. En las profesiones que se manejan muchos conceptos y datos se deben leer constantemente las materias y revisarlas una y otra vez, de tal manera que se trasforme en un hábito prácticamente adictivo del que no podamos desprendernos jamás. Es la única manera de alcanzar la excelencia.

Es una realidad que solo la perseverancia y la tenacidad acompañados de la repetición pueden convertir algo ordinario en excelente.

Seguimos una semana más camino a la excelencia.

 

2017-11-09T12:09:53+00:00

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies