La honestidad

Como dice Andrés Calamaro “La honestidad no es una virtud, es una obligación”

Para mí, es un pilar fundamental y, por supuesto, imprescindible, máxime cuando tratas a personas que confían en ti su salud o bienestar, en cualquier caso la honestidad es de suma importancia.

La mejor manera de tener la conciencia tranquila, es actuando con los demás como te gustaría que actuasen contigo, manteniendo un apego a la verdad que no te permita actuar de acuerdo a tus propios intereses.

Una persona honesta no sólo se respeta a si misma sino que siente una gran respeto hacia los demás.

Apuesta siempre por la honestidad, sinceridad y decir lo que sientes.

A través de la historia de la filosofía, la honestidad ha sido largamente estudiada por diferentes pensadores. Por ejemplo, Sócrates se dedicó a investigar sobre su significado y a indagar sobre qué es esta cualidad. Más tarde, filósofos como Immanuel Kant tratarían de componer una serie de principios éticos generales que incluyeran entre ellos a la conducta honesta. Otro filósofo, Confucio, distinguía distintos niveles de honestidad para su ética: y, de acuerdo con su grado de profundidad, les llamó Li (nivel más superficial), a un nivel más profundo el Yi o la bondad y Ren que sería el nivel más profundo, os recomiendo buscar información sobre estos niveles de honestidad que nos aportó Confucio, existe mucha información al respecto en la web con una visión muy interesante.

La honestidad es un valor o cualidad propia de los seres humanos que tiene una estrecha relación con los principios de verdad y justicia y con la integridad moral. Una persona honesta es aquella que procura siempre anteponer la verdad en sus pensamientos, expresiones y acciones. Así, esta cualidad no sólo tiene que ver con la relación de un individuo con otros, sino que también puede decirse que un sujeto es honesto consigo mismo y es coherente con lo que piensa. Lo contrario de la honestidad sería la deshonestidad, una práctica que comúnmente es repudiada en las sociedades porque sería una falta de ética.

Una persona honesta tiene la inmensa virtud de no apropiarse de lo que no le pertenece, ni física, ni psíquica, ni materialmente.

La honestidad no es otra cosa que comportarse con sinceridad y coherencia siempre respetando valores.

Sugiero actuar siempre con honestidad, es la mejor almohada sobre la que reposar tu sueño.

Si necesitas cualquier aclaración no dudes en escribirme estaré encantada de ayudarte en tu camino.

Recuerda suscribirte a mi boletín y recibirás contenido de calidad semanal.
 

Todos los detalles de los 10 pasos de mi Sistema Crea tu Proyecto de vida los puedes encontrar pulsando AQUI

EMPIEZA AHORA HAZLO AHORA.

Ya sabes, si te ha gustado el post, compártelo con tus amigos en la redes sociales, y si no estás en mi lista suscríbete a mi newsletter para recibir toda la información.

Si tú también tienes preguntas y te gustaría que te respondiera, déjame un comentario aquí debajo o envíame un mensaje. Estaré encantada de responderte con un artículo o un vídeo.

Si quieres dejarme tus comentarios con todas tus emociones estaré encantada de leerte, será una gran aportación.

¡Gracias!

Un fuerte abrazo,

Belén

¿Quien es Belén?facebokpequeño

Belén Diéguez es creadora de Éxito y Pasión y diseñadora del Sistema Crea tu Proyecto de Vida., sistema en 10 pasos con el que ayudo a mujeres que quieren emprender y se sienten estancadas a activar sus recursos  y poner en marcha sus proyectos.
Si te ha gustado el contenido de hoy, te encantarán los Programas de Éxito y Pasión, para poner en marcha todos tus proyectos y poder vivir la vida que quieres haciendo lo que te apasiona.

Terapeuta emocional & Coach de la mujer

Pie de página éxitoy pasión

2017-06-11T20:53:08+00:00

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies