La paciencia

Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia, y acudimos a ella cuando no sabemos cómo solucionar un problema o no tenemos lo que esperamos.

Es una virtud muy útil en todas las áreas de nuestra vida, necesitamos paciencia con los padres, con los hijos, con los compañeros, con los jefes, con todas las personas y todas las circunstancias que nos rodean, por lo que la paciencia siempre es muy recomendable.

La paciencia nos permite ver con más claridad el origen de los problemas y nos ayuda a encontrar la mejor manera de solucionarlos.

La paciencia es una buena aliada para disfrutar de cada instante, nos permite vivir sin prisas.

Sin paciencia no disfrutamos el presente, llegamos a un restaurante y queremos que nos sirvan enseguida, vamos al médico y queremos que nos llamen nada más llegar y, así, en todas las situaciones de nuestra vida. Esto nos produce mucho estrés y desesperación.

Cada vez que te enfrentes a una situación recuerda la virtud de la paciencia, todo te irá mejor y se solucionará más rápidamente.

Es bastante sencillo, debes ser paciente, esperar que las cosas sigan su rumbo, no tomes decisiones de forma apresurada porque si lo haces te puede conducir a elegir el camino equivocado.

Como todas las virtudes, a medida que la practicamos y empezamos a poner en práctica, comenzamos a obtener mejores resultados que nos facilitan la vida diaria.

Lo mejor para integrarla en tu vida, al igual que cualquier cosa que quieras trabajar, es imaginar cómo sería cualquier problema que quieras resolver si lo trataras con la paciencia que quieres adquirir.

Es la mejor arma con la que puedes contar para mantener la calma en un momento determinado.

Como se suele decir, cuenta hasta diez incluso hasta cien si lo crees necesario, respira profundamente y sigue trabajando por lo que estás luchando. Si no tienes paciencia es muy fácil desistir y las dificultades siempre son obstáculos a superar. Con esta mentalidad el camino se hace mucho más fluido, agradable y forma parte del placer hasta conseguir los resultados.

Recuerda, es necesario tener paciencia con todo el mundo, pero, sobre todo, con uno mismo.

 

 

2017-11-09T12:09:53+00:00

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies