Ponte en los zapatos de otro

Por mucho empeño que le pongamos, muchas veces es muy fácil caer en los prejuicios y poner etiquetas a otras personas, sin darles la oportunidad de conocerlas y saber realmente como son. La empatía es ponerse en el lugar del otro y percibir la manera que tienen de ver las cosas los demás.

Todo el mundo ha tenido sus vivencias que han formado su personalidad, es muy interesante ponerse de verdad en los zapatos de los demás, te ayudan a tener su visión y a entender porque se comportan de cierta manera. Es más, te ayudan a entenderte más, porque adquieres el hábito y te pones también en los tuyos propios.

Si desarrollas la empatía te ayudará tanto a nivel personal como laboral.

Tiene varias ventajas:

1.- Contarás con la simpatía de más gente.- Es de lógica que si haces que las personas estén a gusto contigo, ampliaras tu círculo de amistades.

2.- Aumentará tu capacidad de liderazgo.- Si eres capaz de entender y ponerte en el lugar del otro, tendrás más recursos que ofrecer a esa persona y lograrás que confíe en ti.

3.- Serás una persona que te harás escuchar.- Si desarrollas la empatía, tendrás más facilidad para comunicarte con los demás de forma eficaz y tus relaciones en todos los ámbitos serán mucho más satisfactorias.

4.- Te servirá para ayudar a los demás y proporcionarles motivación.- Es evidente que si empiezas e entender las necesidades y deseos de las personas los podrás ayudar mejor.

5.- Te servirá para entender y comprender que les pasa a los demás.- Si los escuchas con atención e intentas entender por lo que están pasando, adquirirás habilidad para ayudarles a conseguir lo que quieran, o a solucionar su problema.

6.- Conseguirás ayudarte a ti mismo.- Si estás pendiente de ayudar a las personas de tu entorno te ayudarás a ti mismo.

La clave es dejar de ser tu por un momento y ponerte en la piel de las personas que tienes a tu alrededor, o que acuden a ti solicitando ayuda, entendiendo sus deseos y miedos, estando pendiente sólo de lo que te quiere contar, sin estar pendiente de lo que le quieres contestar a continuación.

Como todo requiere de una práctica, te dejo unos truquillos muy sencillos que te pueden ayudar:

Un juego muy divertido puede ser intentar adivinar la situación y vida de las personas, esto me recuerda a una persona muy querida por mí, esta persona especial me decía que muchas veces en restaurantes, colas de cine, etc..,, para pasar el tiempo se dedicaba a intentar adivinar cuál era la vida y relación personal que tenían las personas de su alrededor.

De esta manera te obligas a ver cómo se comportan, ríen, hablan y se mueven las personas que estés observando, es muy posible que no aciertes en nada, pero, con la práctica, aprenderás a leer entre líneas muchas cosas simplemente con el lenguaje no verbal.

Este juego es mi favorito pero si tienes poco tiempo también puedes:

  1. Adquirir el hábito de fijarte en lo que hacen otras personas.
  2. Imaginar cual es el motivo que le impulsa a hacer lo que hacen.

 

Y, cualquier cosa que se te ocurra que te haga salir de tus zapatos y ponerte en el de los demás.

 

2017-11-09T12:09:53+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies